¡Puede ser que la mariposa búho tenga un nombre equivocado!
En la Reserva Ecológica Guáquira viven dos especies de la
mariposa búho, llamadas
Caligo atreus y Caligo memnon
por los científicos. Ambas especies se caracterizan por
preferir las horas del crepúsculo para sus actividades de
exploración y de procura de alimento.

Estas mariposas llegan a medir hasta 13 cm de envergadura
y su vuelo es bastante errático, cubriendo rápidamente
distancias cortas mientras visitan distintas especies de
musáceas, en especial el cambur y el plátano, de cuyas
plantaciones pueden llegar a ser plagas importantes.

La mariposa adulta busca y se posa sobre frutas maduras
como el cambur, el mango, el níspero o la guanábana y,
pacientemente, liba el jugo dulce de sus pulpas.

Las larvas son las que producen el daño en los camburales,
ya que llegan a medir unos once centímetros y se alimentan
de los tejidos de las hojas de la planta.

En la EEG las atraemos a los comederos con frutas como las
mencionadas y otras veces con lechoza o manzanas, cuando
tenemos algunos pedazos para compartir.

Una vez cebadas con las frutas, las mariposas permiten que
nos acerquemos a observar sin huir, ya que el jugo
fermentado de las frutas es tan atractivo que no se distraen
con los observadores.
Pero, ya que hemos insinuado que el
nombre pudiese estar equivocado,
vamos a explicarnos:

Hasta ahora se dice que las manchas
semejan los ojos y la mirada de la media
cara de un búho cuando la mariposa se
posa sobre el costado de un arbol,
como es el caso de la
Caligo atreus
que -a la derecha- se ha posado en el
tronco de una palma y -a la izquierda-
cuando se posa en la rugosa corteza de
un árbol.

Hay investigadores que han encontrado
que los ocelos grandes parecen
concentrar la atención de las aves
depredadoras y muestran cortes que
evidencian que les han dado picotazos
en esa región del ala posterior.
Se especula que tal vez las aves tratan
de morderlas por el "ojo" pero que el
animal sobrevive y huye aún perdiendo
sólo un pedazo de ala.

En la otra especie -
Caligo memnon-en
las fotos que siguen, la sospecha es
similar, sin embargo, hemos observado
que hay detalles pasados por alto por
quienes favorecen la hipótesis de la
cara de búho y que se hacen evidentes
en la interpretación que a continuación
presentamos:

En la hacienda tambien vive el lagarto
llamado "mato real", un lagarto que
puede alcanzar un metro de largo, y
cuya cabeza alcanza a medir casi lo que
una de las alas de estas mariposas.

Si observamos el croquis a la derecha,
cuando la mariposa está posada, el
perfil sobresaliente del arbol, sugiere
que se trata de la cabeza, el hocico, las
narices, el ojo y el oído de un mato real
lo que nos acecha desde el arbol.

Dicen que no todo lo que brilla es oro ni
todo lo que vemos tiene una sola
interpretación. Lo más probable es que
los animales y los humanos no veamos
todo de la misma manera o color.
Conoce a nuestros patrocinantes
Como podemos ver, el perfil del mato real tiene mucho parecido, el perfil
de una de estas mariposas cuando esta posada en una superficie vertical
y se la mira desde un lado.

Como alternativa a la típica creencia de que las mariposas Caligo imitan la
cara de un búho o una lechuza por sus grandes ojos, nosotros pensamos
que el borde postero-inferior de las alas se parece demasiado a las
escamas labiales de uno de estos lagartos como para sugerir que el resto
de las manchas corresponden a las narices y a los ojos y los oídos de un
reptil que saca la cabeza desde su escondite y acecha una posible presa.

El mato real es un lagarto del género Tupinambis perteneciente a la
familia Teiidae de la Clase de los reptiles, caracterizado por poseer la piel
del vientre cubierta por escamas rectangulares que forman líneas
transversas conspicuas. La exclamación lateral y dorsal está constituida
por escamas granulares mucho más pequeñas. Las escamas son más
grandes en la cabeza y el rostro y sus fuertes y numerosos dientes están
adosados a las mandíbulas y maxilares mediante bases sólidas.

La especie conocida en Venezuela es el Tupinambis teguixin, y su
distribución en Suramérica abarca además ambientes naturales de
Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa,
Guyana, Perú, Surinam, Trinidad y Uruguay. Las otras cinco especies
viven en otros países sudamericanos incluyendo el Paraguay.

El mato real es fundamentalmente carnívoro. Puede ser agresivo debido
al tamaño que alcanza. Un macho adulto puede alcanzar a medir algo más
de un metro. Son animales corpulentos y de gran fuerza muscular.
La dieta del mato consiste en vertebrados pequeños, huevos
e insectos. Prefiere vivir en lugares soleados, de humedad