Estudios sobre la sensibilidad intrínseca y la vulnerabilidad
de los parques nacionales y monumentos naturales de Venezuela
Realizados por Carlos Rivero Blanco con la colaboración de los
profesionales integrantes del sistema de parques y de FUDENA.
El Museo
El Centro
El Páramo
El Sistema de Parques y Monumentos Naturales
El Centro de Visitantes de Mucubají se localiza en el Parque Nacional  Sierra Nevada,
el más grande de doce parques nacionales en los Andes venezolanos.

Esta concentración de áreas protegidas y protectoras de las cuencas hidrográficas y de la
naturaleza de los Andes venezolanos, preserva para los venezolanos un legado y un
tesoro natural de gran valía. Tan solo el parque nacional Sierra Nevada protege las
cabeceras de 13 ríos andinos.
Veintiun monumentos naturales conforman el sistema, cuyos datos estadísticos más
relevantes puede conocerlos bajando el archivo anexo presionando
aquí.
Cuarenta y tres parques nacionales conforman el sistema, cuyos datos estadísticos más
relevantes puede conocerlos bajando el archivo anexo presionando
aquí.
¿CÓMO DEFINIR PARQUES  NACIONALES  Y   MONUMENTOS NATURALES?

En Venezuela, al principio los Parques Nacionales fueron creados  para
salvaguardar extensas zonas montañosas como fuentes o cabeceras de
agua.

En la actualidad, además,  son protegidos por constituir hábitats de la flora y
de la fauna del país, por ser laboratorios naturales bien equipados para la
investigación científica, por  representar una aula abierta a la educación
formal y no formal,  por contribuir a la enseñanza objetiva de la historia
natural, social y de otras ciencias afines a través de programas de
interpretación, y por ser el mejor lugar natural para la recreación y el
esparcimiento del ser humano.

La ley establece que son de utilidad pública y, una vez creados, no serán
segregada ni enajenada parte alguna de ellos para objetivos distintos, sin la
previa aprobación del Congreso Nacional. Así mismo se prohibe la caza, la
pesca, matanzas o captura de animales y la explotación con fines
comerciales.

El Parque nacional de Yellowstone en los Estados Unidos, decretado en el
año de l.872, fue el primer parque nacional del mundo. Dicha idea fue
tomada por muchos países y discutida en Conferencias como la Convención
sobre conservación de la fauna en estado natural, reunida en Londres en
l.933, y la Convención sobre conservación de la fauna y de las bellezas
Historia de Nuestros Parques Nacionales
Por el
Ing. José Rafael García.
Director Fundador del Servicio

Resumen.
En Venezuela, el movimiento de creación y gestión de parques nacionales
comienza a partir del 13 de Febrero de 1937, fecha en la cual , por iniciativa
del insigne naturalista y hombre de ciencia Henri Pittier, se declara  en la
cordillera central del país (o de la costa) el primer parque nacional, con el
nombre de “Rancho Grande”.
A principio de la década de los 50, se establece el segundo: el Sierra
Nevada, el cual abarca las máximas cumbres de la cordillera de los Andes
Venezolanos. Sin embargo, es a partir de 1958 cuando realmente es inicia el
proceso de estructuración del Sistema de Parques Nacionales con la
creación de la unidad administrativa que los ha manejado hasta el presente,
la cual se fundamentó en un documento producido por una Comisión
Nacional, titulado “Plan preliminar de Trabajo par la creación de Parques
Nacionales y otras Áreas Protegidas”
Entre 1958 y 1069 se establecen seis parques nacionales orientados a
proteger cuencas hidrográficas para asegurar, además de importantes y
prístinos recursos naturales, el suministro de agua a las áreas urbanas,
agrícolas, energéticas e industriales. En 1972 se establece el primer
parques nacional marino, en conmemoración del centenario del Parque
Yellowstone, primer parque nacional del mundo, durante la celebración del II
Congreso Mundial de Parques Nacionales. Entre 1973 y 1975, se establecen
once parques más, orientados a consolidar un sub–sistema de áreas
marinas y costeras, así como otros Biomas no representados en el Sistema.
En 1978, con motivo del primer Congreso Nacional de Conservación y la
Creación del Ministerio del Ambiente y de Los Recursos Naturales
Renovables, (1977) se establecen siete parques, tres fronterizos con
Colombia y Brasil y otros en el antiguo Territorio Federal Amazonas.
Finalmente, durante el período desde 1987 hasta la fecha, se han
establecido, diecisiete parques más,  los cuales han permitido garantizar
muestras inalteradas de casi la totalidad de los ambientes geográficos y
Biomas del patrimonio natural venezolano.
En síntesis, el actual sistema está conformado por 43 Parques Nacionales
que abarca, 12,988,140 has, equivalentes al 14,17% de la superficie del País.
Si a ello se añaden los 21 Monumentos Naturales que paralelamente han
sido decretados, estaremos hablando de 1,140,927 has más, para un total
de 14,129,067 has, que representa el 15,42% de la superficie del país.

Antecedentes Históricos

En el año 1937 se crea el Parque Nacional Henri Pittier, en la región de
Rancho Grande, en la Cordillera de la Costa, bautizado entonces con el
Nombre de “Rancho Grande”.

Henri Pittier, nacido en Bex, Suiza, en 1857, Doctor en Ciencias e Ingeniería
Civil, atraído por la naturaleza desbordada del Trópico, emigra a América y
luego de haber conocido y estudiado profundamente a Costa Rica y Panamá,
llega a Venezuela en 1913 y se radica definitivamente en ella, a partir de 1917
hasta 1950, fecha de su muerte.  En este lapso, desarrolla un dilatado
recorrido exploratorio por todo el territorio nacional, el cual culmina con la
colección, estudio y clasificación de más de 9.000 muestras de plantas que
sirvieron para la creación del Herbario Nacional, indudablemente otro de los
grandes logros que nos legó el sabio Pittier.
Cuando aún para el Mundo, en 1937, el concepto de “Parque Nacional” no
estaba todavía muy difundido ni definido, el Dr. Pittier interpretó
perfectamente la importancia que tendría para el país la preservación de
áreas naturales con características superlativas y en tal sentido inició una
lucha denodada que influyó positivamente en el Ministerio de Agricultura y
Cría de la época, D. Alfonzo Mejías, para que recomendase al Presidente del
los Estados Unidos de Venezuela, General Eleazar López Contreras, la
declaratoria del primer parque nacional, propuesto sobre una superficie de
90.000 hectáreas ubicadas en el Estado Aragua, en ambas vertientes de la
Cordillera de la Costa, entre San Miguel y Cepe en la vertiente norte y Mariara
y Guayabita en la sur. En los considerandos del decreto creador del parque,
publicado en la Gaceta Oficial N. 19.188 el 13 de febrero de 1937, quedó
establecido lo siguiente:
“Que con la creación de parques nacionales y reservas de nuestro territorio
se alcanzarán múltiples y patrióticas finalidades, tales como la protección
permanente de las aguas de importantes regiones del país; la conservación
y fomento de la flora y la fauna autóctona; la investigación y el estudio de las
especies botánicas de mayor utilización industrial y para la enseñanza
práctica de los futuros funcionarios del Servicio Forestal.”
“Que los referidos parques nacionales y reservas forestales constituirán al
propio tiempo sitios de recreo y atractivo para los turistas a quienes
presentarían interesantes aspectos de la naturaleza tropical.”
“El Parque Nacional no podrá ser destinado a ninguna otra utilización que no
fuere la expresada en los considerandos referidos, los cuales se basan en el
fundamento de que los parques nacionales deben ser conservados en forma
absolutamente intacta para el usufructo de las presentes y futuras
generaciones.
Estas consideraciones demuestran la inquietud y la angustia que se ha
tenido por la conservación de los procesos de la naturaleza y por la
necesidad de ir preservando áreas de valores superlativos para asegurar su
permanencia inalterada para el uso y el disfrute de las generaciones
venideras.
Al referir la historia de nuestros parques nacionales, es necesario hacer
algunas reseñas de hechos que sucedieron antes de 1937 y que de una u
otra forma están conectados con el actual sistema de áreas protegidas de
Venezuela.
A partir del siglo XV, nos visitaron varios naturalistas europeos, los cuales
recorrieron buena parte del país, estudiando la flora y haciendo
observaciones de variadas disciplinas. Peter Loefling llega a mediados del
siglo XVI y recorre buena parte del país colectando muestras botánicas y
muere en el bajo Orinoco en 1756. Le siguen Alejandro de Humboldt y
Amadeo Bompland, Kai Moritz, Warnner y Karsten, entre otros. También se
destacan los venezolanos Adolfo Ernst, Alfredo Jahn, Fermín Toro y Lisandro
Alvarado. En este período se inserta el propio Henri Pittier.
escénicas naturales de los países de América celebrada en Washington en el
año de l.940, en la cual los países americanos, entre ellos Venezuela, quedaron
comprometidos legalmente en reservar áreas naturales tales como Parques
Nacionales, Monumentos Naturales entre otros, en sus respectivos territorios.

En dicho documento se definen estas áreas de la siguiente manera:

puestas bajo vigilancia oficial".
puestas bajo vigilancia oficial".


"Se entenderá por MONUMENTOS NATURALES: las regiones, los objetos o las
especies vivas de animales o plantas de interés estético o valor histórico o
científico, a los cuales se les da protección absoluta. Los Monumentos
Naturales se crean con el fin de conservar un objeto específico o una especie
determinada de flora o fauna declarando una región, un objeto o una especie
aislada, monumento natural inviolable excepto para realizar investigaciones
científicas debidamente autorizadas, o inspecciones gubernamentales."

Nota: por lo general, la figura jurídica de Parque Nacional se utiliza para proteger
áreas relativamente extensas. La figura de Monumento Natural se emplea más
bien puntualmente, y abarcan sólo el espacio suficiente para garantizar la
protección del atractivo.
En 1923, el General Juan Vicente Gómez expropia la hacienda cafetalera Los
Venados en la serranía del Avila, para proteger las cuencas que surtían agua
para Caracas, en lo que actualmente es el Parque Nacional El Avila.
En 1926 se publica el manual de las plantas usuales de Venezuela por H. Pittier.
En 1931 se funda la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales por iniciativa
de Pittier.
Pittier propone la creación de las escuelas de Agronomía y Veterinaria, las Pittier
propone la creación de las escuelas de Agronomía y Veterinaria, las cuales
inician actividades en 1945 en la hacienda Sosa, de la Parroquia El Valle de la
ciudad de Caracas.
de la ciudad de Caracas.

En este mismo año, bajo la presidencia del General López Contreras, se
decretan las áreas de El Avila y Macarao para ser reforestadas y protegidas
contra incendios, ya que sus vertientes era fuentes importantes de agua para
Caracas. Igualmente se creo un cuerpo especial de Guardabosques para
implementar este decreto.  Para esa fecha, también en el Parque Nacional
“Rancho Grande” funcionaba un cuerpo de Guardabosques y de combate de
incendios forestales.
En 1940 se celebra en Washington , Estados Unidos de Norte América, la
Convención para la Protección de la Flora, la Fauna y las Bellezas Escénicas del
Continente Americano. Esta reunión fue también llamada “Convención de
Washington” y su acta final es Ley de la República desde 1941. Este año se
decreta la Ley de Bosques y Tierras Baldías. En 1940 el Hermano Ginés  funda
la Sociedad de Ciencias Naturales La Salle.
En 1942 viene al país la Misión Bennet, encabezada por el Jefe del Servicio de
Conservación de Suelos de los Estados Unidos de Norte América.
En 1943 se promulga la primera Ley Forestal de Suelos y Aguas y su
Reglamento.
En 1944 se decreta el Parque Nacional Agustín Codazzi. Este parque no reunía
las características de un Parque Nacional verdadero por ser sus ambientes
plantaciones de samanes el resultado de la alteración del medio natural
provocado por la operación de una antigua Hacienda. Hoy en día es un Parque
de Recreación Intensiva.
En 1946 se funda la Escuela de Peritos Forestales en la casona de la Hacienda
Los Venados. Al año siguiente, esta escuela se muda a una nueva sede en el
Junquito.
En 1948 se publica en Venezuela el libro de W. Woght El Hombre y La Tierra. Se
funda la Escuela de Ingeniería Forestal en la Universidad de Los Andes. Se
gradúa la primera promoción de Peritos Forestales, muchos de cuyos
egresados luego sirvieron como Peritos en los Parques Nacionales.
En 1949 Se celebró en Barquisimeto la Primera Convención Nacional Forestal y
se declararon los dos primeros monumentos naturales en el país: La Cueva del
Guácharo, par celebrar los 150 años de la visita del Barón de Humboldt y Los
Morros de San Juan, para honrar la memoria del insigne educador Arístides
Rojas.
En 1952 se celebra en Caracas la tercera Asamblea General de la Unión
Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y asisten entre otros
Hugh Bener, W. Wogt y Leslie Holdridge. En este mismo año se decreta el
Parque Nacional Sierra Nevada, en el Estado Mérida, abarcando las mayores
alturas del país en la Cordillera de Los Andes.
En 1953 se cambia el Nombre del Parque Nacional de Rancho Grande por el de
Parque Nacional Henri Pittier.
En 1955 se promulga la nueva Ley Forestal de Suelos y Aguas y se deroga la de
1943. La Dirección Forestal pasa a ser Dirección de Recursos Naturales
Renovables del Ministerio de Agricultura y Cría.
En 1956 Se publica el Trabajo Caracas, Ciudad de Tres Niveles, del Dr. M.A.
González Vale. Este trabajo sirvió de base para la declaratoria del Parque
Nacional El Avila.
En Enero de 1956, la Comisión Nacional de Urbanismo produjo un documento
de mucha importancia y significación para la protección de las áreas naturales
del país: “Plan Preliminar de Trabajo para la Creación de Parques Nacionales y
otra Áreas o Sitios Protegidos”, elaborado por el insigne Profesor y Ecólogo
Arturo Eichler, en el cual se plantea un amplio listado de ambientes naturales
propuestos para ser declarados como parques nacionales, monumentos
naturales, reservas forestales, refugios de animales, reservas de cacería y sitios
históricos.
El año 1958 es de singular importancia para los parques nacionales y
particularmente para el Servicio de Parques Nacionales Venezolanos por cuanto
se declaran Guatopo, en los Estados Miranda y Guárico y El Avila en el Estado
Miranda y el Distrito Federal, como los parques pioneros de la democracia. Y,
así mismo, se establece en el Ministerio de Agricultura y Cría una unidad
específica y particular para la administración y el manejo de los parques
nacionales del país. Para entonces, el Ministro era el Dr. Héctor Hernández
Carabaño y el Director Forestal el Ing. Alfredo Rivas Larralde.
En 1958 se crea la Sección de Parques Nacionales, dependiente de la División
de Programas de la Dirección de Recursos Naturales Renovables bajo la
dirección del Ingeniero José Rafael García, quien desde ese momento
comienza a estructurar y desarrollar tanto el Servicio como el Sistema de
Parques Nacionales de Venezuela, conjuntamente con el Ing. Agr. José Ramón
Orta.
Ambos profesionales permanecieron durante toda su carrera administrativa en
la conducción del servicio de Parques Nacionales. García desde 1958 hasta
1984 y Orta lo dirigió desde el 1984 hasta 1988.
Con la creación de la Sección de Parques Nacionales del MAC, se procedió a
planificar el sistema basados en el documento de la Comisión Nacional de
Urbanismo, la estructuración del conjunto de áreas que deberían conformar el
sistema de parques nacionales. Paralelamente a ello, también se delineó la
política fundamental de protección y saneamiento que debía instrumentarse
para ordenar y rescatar los parques que habían sido establecidos hasta la fecha.
H. Pittier         Kenton Miller             Wiliam Beebe            José R. García      José R. Orta      Deud Dumith     El equipo en La Mucuy        Kyran Thelen   Ricardo Gondelles
José R. García            M. Gabaldón          Edgard Yerena            José R. Orta
Personajes de honda huella en el Servicio
Los Parques Nacionales y Monumentos Naturales son figuras protectoras de
diversos valores naturales, históricos y culturales de la Nación.  A
continuación, se analizan algunos de los valores protegidos más resaltantes
de nuestra naturaleza.

Valores naturales

Grandes espacios
Los parques Canaima y Parima-Tapirapeco suman aproximadamente seis
millones y medio de hectáreas que incluyen vastos espacios de selva
amazónica, selva guayanesa, de sabanas y tepuyes que dominan el paisaje
del Sur ce Venezuela. La riqueza natural de estas zonas es grandiosa y
constituye un  atractivo turístico sin igual en el mundo. En particular por la
presencia de los tepuyes, esas montañas de cumbres planas que son el
remanente del antiguo macizo o Escudo Guayanés, una de las porciones
constituyentes del antiguo continente Gondwana, que conformaban Africa y
Sur América hace más de setenta millones de años. Y una de las regiones
más viejas de la Tierra, de edad Precámbrica, de unos 3.400 millones de
años.

Diversidad de paisajes y climas
La diversidad climática y topográfica del país se ve representada fielmente
con los parques nacionales Sierra Nevada, H. Pittier, San Esteban, Canaima,
Mochima, Los Roques, Aguaro Guariquito, Serranía de la Neblina y los 25
Tepuyes que conforman el monumento natural del mismo nombre. Desde
las cumbres rocosa nevadas de la cordillera de Mérida, hasta los fondos
marinos la variedad de climas y paisajes de Venezuela es impresionante.
Solo en el Parque Nacional Sierra Nevada, por ejemplo, se reconocen 13
zonas climáticas de las 22 propuestas para Venezuela por el sistema de
Zonas de Vida de L. Holdridge.

Geología
La historia geológica más antigua de Venezuela se concentra en el Parque
Nacional Canaima y en el Monumento de los Tepuyes. Allí están las
evidencias del Precámbrico, en la forma de areniscas antiguas que hoy
forman los estratos visibles en los acantilados verticales de los tepuyes.
La formación Cretácica del sistema montañoso de la cordillera de la costa
está evidenciada parques nacionales como el Avila, Henri Pittier, San
Estéban, Mochima, Guácharo y Península de Paria, cuyos orígenes se
remontan a unos setenta millones de años, cuando se conformaba el borde
de fricción entre la placa de Sur América y la del Caribe, a lo largo del
sistema de fallas de El Pilar..
El parque Nacional Sierra La Culata,el Sierra Nevada,  el Tamá, Chorro El
Indio, Los Páramos, Guaramacal, Dinira y Yacambú son representativos de
eventos orogénicos más recientes, a lo largo de la cordillera Andina de
Mérida y a lo largo del sistema de fallas de Boconó. El sistema llanero, con
Aguaro-Guariquito, Capanaparo –Cinaruco, y parques costeros como
Morrocoy, Tacarigua, Los Médanos, Las Ciénagas de Juan Manuel,
Turuépano y Mariusa han sido mayormente construidos por eventos
cuaternarios recientes.

Geomorfología
La variedad del modelado paisajístico del país está bastante bien
representado por parques de relieve montañoso, por los Tepuyes, por los
Picos nevados y páramos de los Andes, con sus morrenas y lagunas
glaciares que se muestran como evidentes pruebas de glaciaciones y de
interglaciaciones. Los sistemas de fallas como la de Boconó en los Andes,
la del Pilar a lo largo de la cordillera de la costa, y en otras zonas
geológicamente activas del país están representados en los parques.
Los Médanos de Coro, los Llanos Apureños y Guariqueños están también
representados en toda esa variada morfología de nuestro relieve.
Existen ríos cuya agua nace en un parque nacional y se precipita al mar por
otro. Así, el agua de los parques andinos se genera en varios parques de
alta montaña y luego, al final, llega al Atlántico por el delta del Orinoco. En
ocasiones los trayectos son más cortos, como en los parques que están
más cerca de la costa, como Paria, o San Esteban.
Las Albuferas como la de Tacarigua o La Restinga son de reciente
formación, y evidencian la dinámica costera de equilibrio entre la
sedimentación aportada por los ríos y el trabajo del oleaje al devolver la
arena, construyendo así las barra litorales que cierran y separan del mar sus
lagunas litorales.
La variedad de costas,  rocosas como en el caso de Mochima, arenosas
como en los cayos de Morrocoy o Los roques y limosas como en el Delta del
Orinoco son otros de los valores geomorfológicos que estos parques
protegen.

Arrecifes de Coral
Los arrecifes coralinos de Morrocoy, San Esteban, Los Roques y Mochima
son comunidades acuáticas muy productivas y habitadas por gran diversidad
de seres vivos, típicos de agua marinas someras, cálidas y bien iluminadas.
Zonas Cársticas
La evidencia de Morros de caliza y Cuevas en los monumentos y parques es
determinante de la preservación de zonas cársticas importantes de origen
marino reciente. Los Morros de San Juan, los Morros de Macaira, el Parque y
la Cueva de El Guácharo y la Sierra de San Luís son ejemplos de esto.

Cuevas
Las Cuevas propiamente dichas se conocen en parques y monumentos de
formación cárstica. Entre estos tenemos, la Cueva Alfredo Jahn, la Cueva del
Guácharo y la Cueva la Quebrada  del Toro.
Existen cuevas en otros parques, pero han sido desarrolladas en otro tipo de
material como la Arenisca de los tepuyes. Entre estas tenemos la cueva del
Cerro Autana  

Simas
Una de las simas más profundas que se han reportado en el mundo se ha
producido en el Parquee Nacional Sierra de San Luís. La Sima Ahonda es
una de las más profundas y está ubicada en la meseta del Auyantepui. Las
Simas de Jaua-Sarisariñama son relativamente anchas y poco profundas, y
se formaron al colapsar los techos de ríos subterráneos.

Deltas
Los parques nacionales Turuépano y Mariusa son muestras importantes de
una zona de mareas y de conquista del mar mediante esas maravillosas
comunidades conformadas por mangles.

Final de cuencas
Si existen parques que conforman cabeceras de cuencas, también existen
esos que forman la desembocadura de ríos grandes o pequeños. Tacarigua
La Restinga, Las Ciénagas de Juan Manuel, Mochima, Morrocoy, Turuépano
y Mariusa constituyen un conjunto de parques que conforman la terminación
de distintos ríos.
Parques sin ríos.
El Parque Nacional Médanos de Coro, el Archipiélago Los Roques, el
Monumento Natural Tetas de María Guevara y la Laguna de Las Marites son
áreas que se caracterizan por no poseer verdaderos ríos.
Biodiversidad
Hay parques que abarcan gran variedad de ecosistemas y que poseen , por ello,
una gran biodiversidad. Entre estos figuran el Sierra Nevada, H. Pittier, San
Esteban, Canaima, Los Roques y algunos otros parques del Sur del País.

Valores Culturales

Sitios históricos
Algunos parques y Monumentos preservan valores históricos de importancia,
que revelan diversos aspectos del pasado de nuestro pueblo. En San Esteban,
el Fortín Solano y el puente ojival del camino de los Españoles entre Puerto
Cabello y Valencia revelan aspectos interesantes sobre el comercio y la defensa
contra los piratas.
En Guatopo, la Hacienda la Elvira y el camino de recuas llamado la Guzmanera
nos hablan del comercio de cacao, café y otros bienes durante el siglo pasado.
En el Parque nacional El Tamá queda el sitio de La Petrólia, donde por primera
vez afloró petróleo en el País. En el Monumento Alejandro de Humboldt, el
connotado científico alemán investigó los hábitos del Guácharo, la especie de
ave troglodita que habita la cueva.

Petroglifos
En el Parque Nacional Morrocoy, en la zona cárstica del cerrro de Chichiriviche,
hay numerosos petroglifos en la caliza. En el vallecito de Tronconero, cerca de
Vigirima, al norte de Guacara, en el Parque Nacional San Esteban, queda el sitio
de Piedras Pintadas, el cual muestra numerosos petroglifos y hasta una serie de
menhires, en una zona aledaña al antiguo camino indígena de la Sal, el cual
comunicaba las salinas de Patanemo con los Valles de Aragua. Este sitio es
considerado un lugar de rituales religiosos de los indios que comerciaban con la
sal de Patanemo. En la actualidad existe allí un pequeño centro de información
en el cual los guías atienden al visitante y le muestran los petroglifos y los
menhires.

Mitología
Las numerosas lagunas glaciares del Parque Nacional Sierra Nevada son
consideradas encantadas por los lugareños. Se supone eque pueden tragarse a
las yundas de bueyes y el mítico toro negro “Carbunco” hace su aparición ante
los que son propensos a ver esas  cosas. El Cerro Autana es considerado como
el tronco del árbol de la vida por los indios de la zona. La voz Canaima parece
tener que ver con un lugar encantado y prohibido par los indígenas de Bolívar. El
caso más popular y conocido es el del mito de María Lionza, el cual se mantiene
en los riachuelos que bajan del Monumento en Yaracuy.

Magia
La magia y las creencias se reflejan en pólvora quemada, en esperma de velas
de color amarillo, azul y rojo que uno encuentra en pequeños seudo-altares a lo
largo de las corrientes en el Monumento a María Lionza y en el Parque Nacional
Chorro el Indio
Los riachuelos de montaña, en general, son lugares preferidos para la magia, y
esto se observa en Guatopo y en otros parques similares.

Valores socioeconómicos

Etnias en PN.
En varios parques nacionales viven poblaciones de las tribus Bari, Pemón,
Yanomami, Guarao, Guahibo y Makiritare. Existen importantes estudios sobre
estas etnias y sus características antropológicas y sociológicas. La proteccción
que la figura de parques nacional brinda a la naturaleza de estas tribus es
invalorable. Se han dado casos, como el del tendido eléctrico haica Brasil) en los
cuales los indígenas defienden su tierra de las agresiones del hombre blanco y
al mismo tiempo defienden el parque con sus acciones de rechazo a la
intervención en la naturaleza.

Protección de cuencas
Son treinta y tres (33) los parques nacionales que protegen cabeceras de agua.
El más conocido es el Henri Pittier, cuya creación fue propuesta por el famoso
Geógrafo y Botánico Henri Pittier, para la protección de las cabeceras de agua de
algunos de los  ríos que alimentan la cuenca endorréica del lago de Valencia.

Cultivos tradicionales Café y Cacao
En El Avila la Hacienda Los Venados y varias otras más nos revelan aspectos
importantes sobre la producción de café. De igual modo la hacienda y los patios
de café de la Casa de Los Pimentel en el Parques Nacional San Esteban. Los
patios de secado de café de la Hacienda La Elvira, en Guatopo, son muestra
inequívoca de las copiosas cosechas.
En el valle de Chuao, en el Parque Nacional Henri Pittier, se producía el mejor
Cacao de Venezuela. El Monumento Natural Meseta Las Galera en Tovar, es una
antigua hacienda de café que se ha logrado preservar.

Ganado y Agricultura
En casi la totalidad de las áreas al norte del Orinoco el ganado y la agricultura ha
intervenido en cierto modo los ambientes naturales. La figura jurídica de los
parques o monumentos ha venido al rescate y en varios casos ya el retorno a la
condición primitiva natural se ha hecho evidente. Esto es palpable en sitios
como Guatopo y el Henri Pittier. En casos como el de Sierra Nevada, todavía la
frontera agrícola no ha cedido y persisten las amenazas de hacer conucos y
construir carreteras para facilitar la labor agrícola aún en laderas
verdaderamente empinadas e improductivas.

Pesquerías
Los parques en los que se practica todavía la pesca artesanal son Tacarigua, La
Restinga, Mochima, Los Roques, Morrocoy y Mariusa. En la mayoría de los casos
los pescadores criollos usan peñeros y artes de pesca refinadas como la
atarraya, las nasas y los palangres. Los Guarao, utilizan sus canoas y artes de
pesca primitivas en el Delta. Existen casos como el de Mochima y Tacarigua, en
los que a nivel de la plataforma continental los arrastreros hacen pesca ilegal en
fondos bajos que han sido maltratados por muchos años. En el Caso de
Tacarigua, hace pocos años se le adicionó al parque una zona marina de unos
cinco Kilómetros de distancia hacia el mar, para tratar de evitar que los
arrastreros destruyan más fondo marino.

Excursionismo, canotaje, rafting, andinismo y escalada
En casi todos los parques es posible practicar el excursionismo a campo
traviesa. Algunas rutas largas se pueden recorrer en el Sierra Nevada y en el
Avila. El Andinismo, y la Escalada, son practicados fundamentalmente en el
Sierra Nevada y en La Culata. El rafting es practicado en rápidos que bajan del
Sierra Nevada hacia los Llanos. También se ha practicado en los rápidos de
algunos ríos de Guayana.

Submarinismo
Los lugares más idóneos para practicar el deporte están protegidos en Los
Roques, Mochima y Morrocoy. En estos parques el arrecife de coral hace gala de
la biodiversidad que le caracteriza.

Parapente, paraglide y otros deportes del aire.
Cada día que pasa se hacen más populares estos deportes. Como necesitan
de corrientes de aire ascendente, los lugares preferidos para ejercitarlos son los
montañosos, como en los Andes.
Valores Resguardados por los Parques Nacionales y los Monumentos Naturales de Venezuela
Personajes importantes en la historia del Sistema de Parques Nacionales de Venezuela
Al presionar un botón en cada pequeño mapa de un parque o un
monumento se encendía un diodo emisor de luz (LED) que señalaba
la ubicación del área protegida en el mapa de Venezuela. Un juego o
actividad de aprendizaje activo y en familia o grupo, durante el cual,
Chicos y grandes gozaron un mundo manipulando esta exhibición,
jugando a identificar parques que habían visitado ya, o a soñar con
su próxima visita a uno de estos paraísos naturales del país. Una
exhibición muy efectiva, fácil de diseñar, construir y mantener con un
poco de paciencia.
Una exhibición interactiva muy popular
Para la época, programamos
una presentación digital interactiva, con la cual
el público exploraba el sistema de Parques.
Ahora Ud. puede navegarla  desde acá:
ejecutar
El archivo es grande y hay que esperar
a que baje a la PC.
Al terminar de ver la presentación,
para salir presione la tecla Scape.
Actos del  Día del Guardaparques 2008, en el Jardín Botánico de Caracas
con la presentación de la película "La delgada línea verde"
y el anuncio de los premios de la rifa pro-fondos para apoyar a
la viuda e hijos de Guillermo Medardo López,
Guardaparque de Guatopo, asesinado mientras cumplía con su deber.